#2090

CRONICAS TIBIANAS: BANOR, EL GUERRERO DIVINO.

ANTECEDENTES.-
Permite contarte una historia legendaria, es acerca de ti, y de mí, bueno, concierne a toda la raza humana tibiana, pero como en todas las cosas, debemos conocer las bases, saber nuestros orígenes, conocer el pasado para intentar predecir nuestro futuro, por eso iniciare contándote sobre la nada, así es, el vacío, pues así comenzó nuestra historia, dentro de la nada surgieron los dioses más antiguos de tibia, Fardos el “Creador”, y Uman Zathroth quienes combinaron en si mismo dos mitades desiguales, Uman el “Sabio” y Zathroth el “Destructor”, quienes aunque podían actuar con independencia estaban unidos por un vinculo eterno, y su destino seria uno.

En algún momento, el dios antiguo Fardos sintió la necesidad de usar sus fuerzas para la creación, sin embargo, todos sus intentos fueron infructuosos, motivo por el cual solicito a la ayuda de Uman Zathroth, aceptando únicamente el primero de ellos, por lo que pusieron manos a la obra y con energía renovada lo intentaron hasta agotarse, lamentablemente esos intentos fueron igualmente inútiles, a lo cual Zathroth se burlaba y regocijaba por los esfuerzos fallidos, no obstante, nadie sabe el por qué, o si fue resultado directo de los esfuerzos de los dioses benevolentes, pero una nueva diosa surgió de la nada, hermosa y en perfecta armonía, la llamaron Tibiasula.

Ahora bien, con la adición de Tibiasula, los dioses mayores decidieron continuar con su proyecto de la creación, y se enfocaron en una sola cosa por crear, el tiempo, en esta ocasión hasta Zathroth decidió ayudar, sin embargo, guardaba unas intenciones maléficas, pues envidiaba a la hermosa Tibiasula, por lo que forjo una gran daga llena de todo su rencor y poder destructivo, capaz de asesinar a un dios, por lo que una vez que los dioses mayores agotaron sus fuerzas para crear la columna del tiempo, Zathroth aprovecho la oportunidad, llevando a la ingenua y confiada Tibiasula a un lugar apartado, le apuñalo el corazón con su repulsiva daga, y ella, herida de muerte, cayó al suelo y de su cuerpo descolorido sangro los elementos del fuego, agua, tierra y aire.

Al enterarse de estos hechos Fardos y Uman, se aferraron a Tibiasula, intentando que su ser no se perdiera en el vacío, por lo que tuvieron la idea de unir su cuerpo a la columna del tiempo, al escuchar esto Zathroth, se burló de ellos sintiéndose victorioso, cometiendo el mayor error de su existencia, pues no presto atención a las palabras pronunciadas por los dioses benevolentes, perdiendo así la oportunidad de saber el secreto de la creación, conocimiento el cual seria escondido de el para siempre; por otra parte, Fardos y Uman, al realizar de buena voluntad el hechizo para unir a Tibuasula con la columna del tiempo, formaron la primera creación genuina.

Para terminar los antecedentes, debes saber que Tibia, se refiere al elemento de la tierra, y Sula, es el mar que lo rodea; además, después de miles de años experimentando con los elementos los dioses mayores se dieron cuenta que el secreto de la vida consistía en que cada elemento tenia semillas que al combinar con algún dios mayor formaría una nueva vida. Así, se crearon, por orden:

Fardos + Elemento Fuego = Fafnar, una hija, y Suon, un hijo (soles de tibia).
Uman + Elemento Tierra (Tibia) = Crunor, el señor de los árboles.
Fardos + Elemento Aire = Nornur, el Dios del destino.
Uman + El mar (Sula) = Bastesh, la amante del mar.

Creación, destrucción, guerra y paz.
Todo parecía estar en paz, empero, Zathroth aun sentía deseo de sabotear la creación, por lo que los dioses benévolos lo vigilaban constantemente, por lo que debía proceder con cautela. concibió un plan, seducir a Fafnar, lo cual no se le dificulto, y a base de esta unión surgió Brog el Titan furioso, una abominación extremadamente fea que solo tenia un ojo, fuerte y feroz.

A medida que crecía Brog, el fuego en su interior (heredado por su madre) se hacia insoportable, siendo así que cuando se volvió insoportable lo expulso junto con su rabia creando a Garsharak, el primer dragón, quien a su vez engendro mas lagartos inteligentes y feroces, quienes eventualmente traerían caos y destrucción a Tibia. Al darse cuenta Brog que también tenia el poder de crear vida, formo a los ciclopes, troll, goblins y su obra maestra de destrucción, los orcos, quienes se extendieron por toda Tibia, dominándola y destruyendola.

Al obserar que las creaciones de Brog destruían todas las creaciones existentes en tibia, los dioses menores no se quedaron en paz, y decidieron defenderse, Bastesh, la señora del mar creo creaturas enormes, feroces y elegantes para defender los mares y mantenerlos libres de contaminación, sin embargo en tierra solo pudo mantener a las serpientes venenosas y dextares; Crunor, el señor de los árboles, creo lobos feroces y Nornur equipo a sus arañas con veneno mortal. Pese a esto, esas creaturas no fueron suficiente para vencer al ejercito de orcos armados con hojas filosas, por lo que se retiraron a lugares mas adecuados para defenderse, los lobos a las profundidades del bosque, y las arañas a cuevas, siendo focos de resistencia.

Durante muchos siglos continuo la guerra, en un punto Garsharak, el primer dragón, opto por tomar tibia, obligando a los orcos a refugiarse en sus fortalezas, cuevas o montas, por lo que estos decidieron unir fuerzas con sus primos los ciclopes, trolls y goblins para pelear contra los dragones, esto nivelo la batalla, sin que ningún bando pudiera marcar una ventaja considerable, consistiendo así en una batalla interminable, trayendo solo muerte, sangre, destrucción.
A esta guerra se unieron los no muertos, pues Zathroth, haciéndose pasar por Uman, procreo con Tibia a Urgith, el maestro de los no muerto, para agregar mas caos a tibia y su guerra de siglos, marcando la era de los no muertos. Como intento de contrarrestar esto Uman, procreo con Tibia, como lo había planeado desde el principio y creo a Toth, el guardián de las almas, quien tenía como misión guiar las almas perdidas al otro mundo.

En otro intento de para las acciones malignas y desastrosas de las creaciones de Urgith, los dioses benevolentes crearon seres inteligentes conocidas como los antiguos para pelear contra los no muerto, sin embargo, muchas de estas razas terminaron extintas, sobreviviendo solo dos: los enanos y los elfos.

En un ultimo intento por balancear las fuerzas en tibia, crearon unos seres inteligentes, audaces, pensantes y capaces, llamados Humanos. Y así, los dioses crearon a Banor, el guerrero divino, quien fue el primer humano, dirigió la lucha contra los no muertos y demás creaturas, obteniendo la victoria en todas y cada una de las batallas que dirigía, aunque no fue fácil, pues numerosos eran los enemigos y Banor no podía estar en todos los frentes. Los dioses ayudaron a la raza humana, Uman los introdujo en el arte de la magia, para formar grandes hechiceros, Crunor los introdujo a la vida y la naturaleza, formando a los druidas y aprendieron a curas y sanar a sus semejantes. Continuando la lucha por muchos años más.

Banor marco su presencia en tibia, su nombre infundía terror en sus enemigos y esperanza en sus aliados, consolido su gobierno formando una dinastía, se caso con Kirana, la más noble de todas las mujeres, engendrando a Elane, quien logro dominar tanto la lucha a distancia como el arte arcano de la magia, siendo la primer noble paladín, hasta hoy día el cargo de líder del gremio de los paladines solo debe ser llevado por una mujer, y quien lo obtiene recibe adopta invariablemente el nombre honorifico de Elane. Es el caso que la guerra continua, Elane peleo junto con su padre Banor obteniendo muchas victorias, mas no una definitiva, pues al ser muchos los enemigos, y llevarse a cabo diferentes batallas simultáneamente era imposible ganar todas en todos los lugares.

Ante esta situación, Banor recurrió de nueva cuenta a los dioses para que lo ayudaran en su misión de terminar la guerra milenaria, siendo Uman quien respondiera a sus plegarias, y fue el mismo quien se diera cuenta de la existencia de más dimensión fuera del universo tibiano, donde los dioses mayores no tenían poder, sin embargo, encontró la forma de atraer almas de esos planos al mundo de tibia para crear más humanos (siendo los portales de almas), aumentando la raza campeona que necesitaba el mundo tibiano, es decir, tanto tu como yo, si tenemos algún char en tibia, aportamos un poco a mantener al balance de tibia, somos unos héroes, así que enorgullécete.

Entonces con ayuda de todos esos héroes, guerreros valientes que llegaban del los portales de almas, poco a poco se impuso la raza humana sobre las otras razas salvajes, es cuando al verse en desventaja, y predecir su derrota inminente, las razas malignas (dragones, orcos, trolls, ciclopes, etc) decidieron unir sus fuerzas para pelear contra los humanos y sus aliados, los enanos y elfos, por lo que los seres humanos se refugiaron a sus fortalezas, e inesperadamente y sin quererlo, se llego a un momento de paz, pues ambos bandos eran suficientemente fuertes para defenderse en sus fortalezas pero no tanto para realizar una avanzada contra sus enemigos, es decir, simplemente se quedaron en sus tierras, procurando mantener su posición mas que conquistar nuevas tierras.

Este periodo de paz inesperada, que hasta la fecha se mantiene, fue aprovechado muy bien por la raza humana, realizando avances en las ciencias y artes, fundando muchas ciudades prosperas, preparando a sus integrantes, volviéndose más fuertes, convirtiéndose en la especie dominante de tibia, preparándose por si alguna vez se desata de nueva cuenta alguna guerra, pues los antiguos enemigos siguen en sus fortalezas, viendo con ojos egoístas la prosperidad de los humanos.

¿Y Banor? ¿Qué fue de él?

Es poca la información verídica que tenemos sobre Banor, sabemos que fue el primer humano y lidero a la raza humana contra las fuerzas del mal, también que construyo la ciudad de Ankrahmun, inició la relaciones entre la raza humana y los Djinns, así como que los Reyes de Thais son descendientes de Banor, probablemente también haya fundado esta ciudad.

Algo que debemos tomar en cuenta, es que Banor es un semidios, y los tibianos le rezan constantemente, su leyenda no se olvida, personalmente me gusta creer que Banor sigue en tibia, paseando por todo el mundo, disfrutando de la paz que gracias a él gozan todas las razas de tibia, tal vez lo has visto, e inclusive hablado con él, puede que simplemente haya cambiado de nombre y de apariencia, seguro esta atento para en un momento de desastre y desesperación reaparecer y ser nuestra guía una vez más.

Mi otra teoría es que Banor sigue cuidándonos pero a la distancia, pues supongo que al haber cumplido los deseos de los dioses mayores, es decir, proteger y mantener el balance en tibia, fue recompensado volviéndose un dios completo y ser invitado a vivir con los dioses mayores, disfrutando de la gloria eterna, posiblemente con su familia.

Y finalmente, mi ultima y menos estimada teoría, Banor ha muerto, pues aun y que sea un semidios, han pasado demasiados siglos desde su aparición, por lo que probablemente haya muerto de vejez hace mucho tiempo, y ahora solo vive su recuerdo, sin embargo, como dije, no me gusta pensar esto, más la posibilidad es latente, depende de ti creer en lo que más te guste.

Si leíste este pobre escrito te agradezco mucho, nos vemos en tibia, y que Banor te acompañe.

Link de un pequeño comic: https://drive.google.com/file/d/194bUWbQOAJZJdtA7SctgijVYr44mNUh7/view?usp=sharing

Char: Bruja Margot
Wintera.

Instagram

Contenido artístico!

Facebook

Síguenos!

YouTube

Próximamente!

Tibiart es un fansite oficial del juego Tibia.
Tibia es un juego de propiedad de CipSoft GmbH.